sábado, 15 de diciembre de 2012

Las tres caras del amor: el impulso sexual, la atracción sexual y el apego

Hay muchos tipos de amor y muchos puntos de vista para explicarlos pero hoy nos centraremos en el amor de pareja visto desde el enfoque psicobiológico según el modelo propuesto por la mayor experta mundial en este tema, Helen Fisher, investigadora del Departamento de Antropología de la Universidad de Rutgers, Nueva Jersey. ´

Es una visión nada romántica del amor y parcial pero es útil conocerla y tenerla en cuenta en las fases iniciales de las relaciones amorosas en las que damos significados idealistas a reacciones biológicas que pueden conducirnos a muchos errores en algunos casos.

Helen Fisher describe la experiencia del amor en tres fases: impulso sexual indiscriminado, atracción sexual selectiva y cariño o apego; y afirma que en cada uno de ellos se desarrolla un proceso cerebral distinto, aunque interconectado y regulado hormonalmente.

1) El impulso sexual indiscriminado o excitación sexual. Este proceso está regulado por la testosterona y el estrógeno en la mayoría de los mamíferos y casi exclusivamente por la testosterona en el ser humano, y es detectable neurológicamente en una zona del cerebro que se denomina córtex cingulado anterior. De breve duración (raramente dura más de unas pocas semanas o meses), su función es la búsqueda de pareja.

2) La atracción sexual selectiva, pasión amorosa o enamoramiento, regulada por la dopamina en los circuitos cerebrales del placer. Esta segunda etapa es inusualmente prolongada en el ser humano frente a otras especies (hasta 18 meses). Consiste en un deseo más individualizado y romántico por un candidato específico para el apareamiento, que se desarrolla de forma independiente a la excitación sexual como un sentimiento de responsabilidad hacia la pareja. Recientes estudios en neurociencia han indicado que, a medida que las personas se enamoran, el cerebro secreta en crecientes cantidades una serie de sustancias químicas, incluyendo feromonas, dopamina, norepinefrina y serotonina, que actúan de forma similar a las anfetaminas, estimulando el centro del placer del cerebro y llevando a efectos colaterales tales como aumento del ritmo cardíaco, pérdida de apetito y sueño, y una intensa sensación de excitación. Las investigaciones han indicado que esta etapa generalmente termina al cabo de un año y medio a tres años.

Otra sustancia que el cerebro libera en estado de enamoramiento es la feniletilamina, que actúa sobre la zona del cerebro conocida como el sistema límbico y provoca las sensaciones y sentimientos comunes en dicho estado, además de que es un precursor de la dopamina, de ahí que esta última también se encuentre en grandes cantidades. Una pequeña modificación química puede hacer que se transforme en un estimulante (anfetamina y metilfenidato) o un antidepresivo (bupropión y la venlafaxina).
La feniletilamina puede encontrarse también en alimentos como el chocolate y quesos fermentados. Según Helen Fisher, es por ello que el amor romántico es —al igual que el chocolate— adictivo.

La molécula proteínica conocida como factor de crecimiento nervioso (NGF) presenta niveles elevados cuando las personas se enamoran por primera vez, aunque ésta vuelve a sus niveles previos al cabo de un año.

Tras las etapas de lujuria y atracción, es necesaria una tercera etapa para establecer relaciones a largo plazo:

3) El cariño o apego, lazo afectivo de larga duración que permite la continuidad del vínculo entre la pareja, regulado por las hormonas oxitocina y vasopresina, que también afectan al circuito cerebral del placer; su duración es indeterminada (puede prolongarse toda la vida). El apego implica la tolerancia de la pareja (o de los hijos) durante un tiempo suficiente como para criar a la prole hasta que ésta pueda valerse por sí misma. Se basa generalmente, por lo tanto, en responsabilidades tales como el matrimonio y los hijos, o bien en amistad mutua basada en aspectos como los intereses compartidos. Se ha relacionado con niveles de las sustancias químicas oxitocina y vasopresina a un nivel mayor del que se presenta en relaciones a corto plazo.

El equilibrio de los tres procesos controla la biología reproductiva de muchas otras especies, por lo que se cree que su origen evolutivo es común. La etología (estudio del comportamiento animal) interpreta que el amor humano evolucionó a partir del ritual de apareamiento o cortejo de los mamíferos (despliegue de energía, persecución obsesiva y protección posesiva de la pareja y agresividad hacia los potenciales rivales).

Desde un punto de vista antropológico, Helen Fisher (En una entrevista sobre su libro Por qué amamos) comenta que, en la elección de la pareja se sabe que intervienen de forma importante la cultura y el momento en que se produce dicha elección (por ejemplo, debemos estar dispuestos a enamorarnos). La gente tiende a enamorarse de alguien que tiene alrededor, próximo; nos enamoramos de personas que resultan misteriosas, que no se conocen bien. Los hombres se enamoran más deprisa que las mujeres, y tres de cada cuatro personas que se suicidan cuando una relación acaba son hombres. En cuanto a la pasión, ambos sexos presentan el mismo grado, pero en los hombres se ha descubierto una mayor actividad en una pequeña región cerebral asociada con la integración de los estímulos visuales. Es algo que tiene sentido, pues el negocio de la pornografía se apoya en los hombres y las mujeres intentan constantemente agradar con su aspecto a los hombres. La investigadora nos dice que durante millones de años el hombre se ha fijado en el aspecto de la mujer para saber si ésta sería capaz de darle hijos, se han sentido más atraidos hacia mujeres con un aspecto fértil. En las mujeres, se ha descubierto una mayor actividad en una de tres áreas diferentes, asociadas con la memoria y la rememoración, y no simplemente con la capacidad de recordar. También durante millones de años, una mujer no podía mirar a un hombre y saber si podría ser un buen padre y un buen marido. Para saberlo, tenía que recordar. Y actualmente las mujeres recuerdan cosas como lo que había dicho su pareja el último día de San Valentín, o su comportamiento con anterioridad. Según Fisher, es un mecanismo de adaptación que las mujeres probablemente han poseído durante cuatro millones de años, para conseguir al hombre adecuado.

El amor romántico es más fuerte que el impulso sexual. Promueve el apareo, pero, ante todo, promueve el deseo de consecución de un nexo emocional (queremos que nuestra pareja nos llame por teléfono, que se acuerde de nosotros, queremos agradarla y deseamos que ambos tengamos los mismos gustos). Una de las características principales del amor romántico, además del deseo de contacto sexual, es el de exclusividad sexual. Cuando tenemos relaciones sexuales con alguien y no lo amamos, no nos importa realmente si también las tiene con otros. Pero cuando nos enamoramos, pasamos a ser realmente posesivos, algo que en la comunidad científica llaman «vigilancia de la pareja». Por ello, el amor romántico es un arma de doble filo, pues, dependiendo del desenlace de la relación, puede derivar en una gran felicidad o una gran tristeza, la cual a su vez puede llevar, en casos extremos, al suicidio y/o al asesinato.

El amor y el odio son muy parecidos, con la indiferencia como el opuesto de ambos. Normalmente hacemos ambas cosas: amamos y odiamos al mismo tiempo a la persona. De hecho, el amor y el odio tienen muchas cosas en común: cuando odiamos, concentramos nuestra atención tanto como cuando amamos; cuando amamos o cuando odiamos, nos obsesiona pensar en ello, tenemos una gran cantidad de energía y nos cuesta comer y dormir.

Algunos vídeos que ayudan a completar e ilustrar los aspectos biológicos del amor:

Helen Fisher porqué amamos y engañamos sub esp. part.1


Helen Fisher porqué amamos y engañamos sub esp. part.2


Helen Fisher porqué amamos y engañamos sub esp. part.3


Redes La quimica del amor


Webgrafía:

Amor. (2012, 19 de noviembre). Wikipedia, La enciclopedia libre. Fecha de consulta: 12:06, diciembre 15, 2012 desde http://es.wikipedia.org/wiki/Amor.

miércoles, 12 de diciembre de 2012

La emoción. Significado, naturaleza y tipos de emociones



Las emociones constituyen fuerzas poderosas que ejercen una gran influencia sobre la conducta de las personas y de los animales. Están implicadas en muchas de nuestras decisiones vitales y, por ello, vale la pena conocerlas como un primer paso para aprender a controlarlas cuando nos bloquean o perturban negativamente nuestra conducta, nuestros pensamientos o nuestro estado de ánimo.

Definición:

La palabra emoción proviene de la palabra latina movere (mover hacia afuera), se utilizó para referirse a una agitación o perturbación física, después pasó a indicar una perturbación social o política y, finalmente, se utilizó para referirse a cualquier estado mental agitado e impulsivo de las personas.
La emoción no es algo exclusivo del ser humano, Darwin estudió la conducta expresiva de los animales relacionada con la postura de sus cuerpos. Según Darwin, la expresión de las emociones a través de los cambios corporales y de movimientos específicos tiene una función adaptativa en la vida del animal, ya que sirve de preparación para la acción y para la conservación de la vida. Muchas emociones tiene un carácter innato y otras son aprendidas.

A veces, utilizamos los términos afecto y sentimiento como sinónimos de emoción; sin embargo, el término emoción es más amplio que el de sentimiento ya que en la emoción existen, además del componente personal o subjetivo otros componentes, como los fisiológicos, los conductuales o los derivados del propio estímulo que ha provocado dicha emoción. Algunos autores hacen coincidir el concepto de emoción con otros conceptos, como impulso, motivación o arousal (activación fisiológica).

Los mecanismos cerebrales implicados en la activación de las emociones son dos redes neurales: la red subcortical y la red corticolímbica. El elemento central de estas dos redes es la amígdala, una pequeña estructura nerviosa del tamaño aproximado de una almendra, situada debajo de cada lóbulo temporal. La red subcortical puede activar emociones sin que intervenga la corteza cerebral, esta vía parece que permite que alguna parte de la información de los estímulos pueda ser procesada rápidamente y ponga al individuo en disposición de responder con eficacia a los peligros del medio. Pero la amígdala influye también en el procesamiento cortical cognitivo a través de la red corticolímbica con un mayor número de sinapsis. Esta forma de activación es más lenta pero proporciona una información mucho más completa sobre el estímulo.

Principales funciones de la emoción:

Las principales funciones son las de adaptación corporal para los acontecimientos que puedan suceder, de comunicación con nuestros semejantes y de experiencia subjetiva.

Adaptación corporal

Los cambios producidos a nivel corporal constituyen la función más básica de la emoción. La expresión corporal cumple funciones adaptativas. Hay tres sistemas que influyen en la adaptación corporal e interactúan entre sí:

1. El Sistema Nervioso Autónomo con dos subsistemas antagónicos, el Sistema Nervioso Simpático (más activo durante el estado emocional) y el Sistema Nervioso Parasimpático (predomina durante el sueño).

2. El Sistema Endocrino, compuesto de glándulas que segregan hormonas.

3. El Sistema Inmunológico, compuesto por células formadas en el tuétano de los huesos y otras que destruyen sustancias nocivas para el cuerpo.

Los tres sistemas se coordinan entre sí para dar una respuesta al estrés que se organiza en tres estadios:

1. Sensación de alarma, la glándula suprarrenal segrega adrenalina y noradrenalina. La hipófisis segrega la hormona ACTH (corticotropina u hormona estimulante de la corteza suprarrenal) que llega al torrente sanguíneo.

2. Estadio de resistencia, ya no es necesaria la activación de los sistemas autónomo y endocrino.

3. Estadio de agotamiento, se produce si la situación estresante se prolonga demasiado, en él se activan de nuevo los sistemas autónomo y endocrino con el fin de prolongar la vida por algún tiempo.

El mayor nivel de hormonas del estrés debilita el Sistema Inmunitario con lo que facilita que la persona que sufre estrés sea más propensa a sufrir infecciones y caer enferma.

Comunicación social

La experiencia emocional tiene una dimensión conductual-expresiva con un claro valor funcional de comunicación con los demás. Podemos destacar las siguientes funciones:

1. Es un vehículo de comunicación a otras personas de la emoción que se está experimentando, lo que permite predecir las conductas más probables en la persona. Es el modo más importante de comunicación no verbal. La expresión emocional es espontánea en el sentido de opuesta a la comunicación voluntaria e intencional de carácter generalmente verbal.

2. Permite cierto grado de control de la conducta de los demás, ya que sirve de estímulo discriminativo de la respuesta apropiada en esa situación por parte de otras personas. Diferentes experiencias emocionales harán que la persona que las padece reaccione de diferente manera ante las conductas de los demás emitiendo distintas respuestas de forma consistente.

Experiencia subjetiva

Hecho de conciencia por el cual el sistema cognitivo reconoce el estado emocional del individuo. El propio individuo está informado de sus sensaciones y emociones para que pueda actuar en consecuencia.

Clasificación de las emociones:

Existen tres categorías de emociones:

1. Emociones negativas: son emociones desagradables que se experimentan cuando se bloquea una meta, se produce una amenaza o sucede una pérdida; requieren la movilización de importantes recursos cognitivos y comportamentales para la creación y elaboración de planes que resuelvan o alivien la situación.

2. Emociones positivas: son emociones agradables que se experimentan cuando se alcanza una meta, de tal manera que en ellas es menos probable que se necesite la revisión de planes y otras operaciones cognitivas, por esta razón se podría esperar que las emociones negativas sean más prolongadas en el tiempo que las positivas.
Las emociones negativas tienen un claro valor de supervivencia y adaptación al entorno, mientras que en el caso de las positivas éste no es tan evidente.

3. Emociones neutras: no son agradables ni desagradables, ni positivas ni negativas, pero comparten características de ambas. Se asemejan a las positivas en su brevedad temporal y a las negativas en la gran movilización de recursos que producen.

Las emociones también pueden clasificarse en básicas y no básicas. En las emociones básicas se produce una forma constante de afrontamiento (movilización para la acción) constante mientras que en las no básicas esto no se produce. Las básicas, además, poseen una expresión facial concreta y de carácter universal.

Las emociones no básicas se obtienen a partir de la mezcla de emociones básicas, por ejemplo, los celos serín una mezcla de ira, tristeza y miedo.

Las principales emociones básicas son: el miedo, ansiedad, ira, hostilidad, tristeza, asco, felicidad, amor / cariño, humor y sorpresa.

Emociones negativas

Miedo: El miedo es un sentimiento generado por un peligro presente e inminente, por lo que se encuentra muy ligado al estímulo que lo genera lo cual lo diferencia de la ansiedad. Es una señal emocional de advertencia de que se aproxima un daño físico o psíquico. Implica una inseguridad respecto a la capacidad para soportar o manejar la situación amenazante: la intensidad de la respuesta emocional depende de la incertidumbre sobre los resultados.

Ansiedad: Es un estado de agitación, inquietud y zozobra, parecida a la producida por el miedo, pero carente de un estímulo desencadenante concreto (miedo sin objeto), aunque, a veces, está asociada a estímulos concretos (Por ejemplo, ansiedad social). La distinción entre ansiedad y miedo puede concretarse en que la reacción de miedo se produce ante un peligro real y la reacción es proporcionada a éste, mientras que la ansiedad es desproporcionalmente intensa con la supuesta peligrosidad del estímulo que no está presente físicamente.

Ira: Reacción de irritación, furia o cólera causada por la indignación y el enojo de sentir vulnerados nuestros derechos. Es una respuesta emocional primaria que se presenta cuando un organismo se ve bloqueado en la consecución de una meta o en la satisfacción de una necesidad. Se produce ante situaciones de ruptura de compromisos, promesas, expectativas, reglas de conducta y todo lo relacionado con la libertad personal. Es un sentimiento displacentero que genera un impulso apremiante por eliminar o dañar al agente causante. La ira y el miedo son las dos emociones más intensas y pasionales, aunque la ira es, potencialmente, la más peligrosa ya que su propósito funcional es destruir las barreras del entorno.En situaciones extremas puede llegar a generar odio y violencia tanto verbal com física.

Hostilidad: Actitud social de resentimiento que conlleva respuestas verbales o motoras implícitas. Es una mezcla de ira y disgusto, asociada con indignación, desprecio y resentimiento. Es un sentimiento mantenido en el tiempo. En situaciones puntuales puede llegar al rencor y a la violencia, aunque lo más frecuente es que la hostilidad sea expresada en modos muy sutiles, que no violen las normas sociales. La hostilidad implica creencias negativas acerca de otras personas, así como la idea de que su comportamiento es antagónico o amenazador para nosotros.

Tristeza: Es una emoción que se produce en respuesta a sucesos que son considerados como no placenteros y que denota pesadumbre o melancolía. La tristeza es realmente un estado de ánimo más que una emoción aguda. La respuesta emocional de tristeza es distinta del miedo en que es una respuesta a un evento que ya ha pasado, mientras que el miedo anticipa un evento que va a suceder; y distinta a la ira en que se presenta cuando nadie es culpable. Muchas veces está asociada al llanto, para ello hay una secuencia relativamente precisa que es la responsable de que éste se produzca, así, cuando se producen preocupaciones afectivas se teme su cumplimiento, y bruscamente, si se cumple tal predicción, brotan las lágrimas. La tristeza se produce ante la pérdida de un deseo apremiante, que se sabe imposible de satisfacer.

Asco: Es la respuesta emocional causada por la repugnancia que se tiene a alguna cosa o por una impresión desagradable causada por algo. Es una emoción compleja que implica una respuesta de rechazo de un objeto, de un acontecimiento psicológico o de valores morales repugnantes. Es una de las reacciones emocionales en las que las sensaciones fisiológicas son más patentes. Está relacionado con trastornos como la anorexia y la bulimia. Hay una necesidad de evitar o alejarse del estímulo desencadenante. Si el estímulo es oloroso o gustativo, aparecen sensaciones gastrointestinales desagradables, como nauseas.

Emociones positivas

Felicidad: Estado de ánimo que se complace en la posesión de algún bien. Es la forma en que se evalúa la vida como un conjunto, o los conceptos más significativos de la misma, tales como la familia o el trabajo, y que tiene un amplio impacto en la vida en todo su conjunto. La felicidad favorece la recepción e interpretación positiva de los diversos estímulos ambientales. No es fugaz, como el placer, sino que mantiene una relativa estabilidad. La felicidad facilita la empatía, lo que favorece la aparición de conductas altruistas. Asimismo, favorece el rendimiento cognitivo, la solución de problemas, la creatividad, el aprendizaje y la memorización. Aunque es una reacción paradójica, ya que, los estados muy intensos de alegría pueden enlentecer la ejecución e incluso pasar por alto algún elemento importante en solución de problemas y puede interferir con el pensamiento creativo.

Amor, cariño: El amor es el afecto que sentimos por una persona, animal, cosa o idea. Podemos distinguir dos clases de amor: a) el amor apasionado (amor obsesivo o enamoramiento), emoción muy intensa que se refiere a un estado de intenso anhelo por la unión con otro; y b) el amor de compañero (amor verdadero, cariño o amor conyugal), es una emoción lejana, menos intensa, que combina sentimientos de profundo cariño, compromiso e intimidad (el afecto y la ternura que sentimos por aquellos con quienes vivimos). La relación de amor puede implicar ambos tipos de reacción amorosa, el amor apasionado y el de compañero. Las personas con una autoimagen positiva y una imagen positiva de los otros serían capaces de tener cariño a otros. Las personas dependientes e inseguras son más vulnerables al amor apasionado; los individuos ansiosos, por ejemplo, son especialmente propensos a buscar relaciones de amor apasionado. En el amor, sobretodo en el apasionado, los sentimientos están mezclados con otras experiencias emocionales intensas tales como alegría, celos, soledad, tristeza, miedo e ira. La mezcla emocional resultante puede producir experiencias o reacciones muy fuertes.

Humor: Buena disposición en que uno se encuentra para hacer una cosa. La respuesta de humor se refiere a la percepción de un estímulo como divertido y, a veces, incluye respuestas abiertas como sonrisa, risa y carcajadas. Los desencadenantes pueden ser una gran variedad de estímulos y normalmente está implicada una situación más o menos compleja como chistes, caricaturas e historias graciosas. Las cosquillas son un elicitador común de la risa, que es otra forma de generar una respuesta de humor. Otros aspectos están relacionados con situaciones absurdas. El alcohol y las drogas psicoactivas afectan al umbral para la inducción del humor, pueden tener efectos facilitadores o inhibidores, dependiendo de las dosis.

Emociones neutras

Sorpresa: Reacción causada por algo imprevisto o extraño; como consecuencia de ello, la atención y la memoria de trabajo, se dedican a procesar la estimulación responsable de la reacción. Es la emoción más breve de todas las que se han explicado. Se produce de forma súbita ante una situación novedosa o extraña y desaparece con la misma rapidez con que apareció. Además, suele convertirse rápidamente en otra emoción, la que sea congruente con la situación estimular desencadenante de la sorpresa. Junto con la reaación emocional se produce un incremento general de la actividad cognitiva, lo que permite identificar, analizar y valorar las condiciones desencadenantes de la misma.

Para ilustrar de forma más amena estos conceptos os invito a ver un vídeo del programa Redes de Eduard Punset:

Redes - ¿Para que sirven las emociones?

sábado, 8 de diciembre de 2012

Servicio de Atención Psicológica Telefónica


Hoy en día tenemos medios modernos y eficaces para proporcionar ayuda o atención psicológica por teléfono y también por internet que en muchos casos son muy útiles por su comodidad, flexibilidad horaria y rapidez.

Este es un servicio complementario a la Consulta de Psicología presencial y no pretende sustituir a una terapia psicológica o farmacológica que se precise para los problemas psicológicos y/o psiquiátricos que la persona que realiza la llamada pueda tener. Se fundamenta en la escucha activa y profesional que es la base de una relación terapéutica que le ayudará a iniciar la vía de resolución de sus problemas vitales o le acompañará en soluciones ya iniciadas. Encontrará una comunicación auténtica que tiene sus pilares en la atención, el respeto y la comprensión de sus puntos de vista y las emociones y pensamientos que subyacen a ellos; e intentando, cuando se consideré oportuno, ofrecer puntos de vista alternativos más funcionales y adaptativos para su bienestar psicológico.

Los objetivos de este servicio son:

-Proporcionar una atención psicológica de orientación inicial, acompañamiento y escucha activa ante un malestar psicológico provocado por problemas en las relaciones familiares, sociales, laborales y/o de pareja, inseguridad, baja autoestima, estrés, ansiedad y depresión.

-Ayuda y soporte psicológico para su adaptación a nuevas circunstancias vitales en general, ya sean positivas o negativas, ya que está comprobado que ciertos cambios positivos también son generadores de estrés (Por ejemplo, iniciar una vida en pareja, el nacimiento de un hijo/a, un ascenso laboral, etc).

-Orientación y acompañamiento ante circunstancias difíciles de la vida, por ejemplo, muerte de un ser querido, separación, divorcio, cambios laborales u otros cambios.

-Soporte y potenciación de otras terapias que se estén llevando a cabo, por ejemplo, facilitando su cumplimiento mediante acompañamiento, resolución de dudas y reforzamiento positivo.

Las ventajas son:

-La atención rápida y cómoda desde cualquier lugar del mundo acordando una cita telefónica, usualmente, en las próximas 12h tras recibir el pago.

-Puede realizar la llamada en castellano o catalán desde cualquier lugar del mundo a mi teléfono fijo de España (sin tarificación añadida) o con su usuario de skype desde cualquier Pc del mundo a mi usuario de Skype (Registrarse en Skype). El coste exclusivamente telefónico usualmente será gratuito (desde España si dispone de un contrato de internet)o de muy bajo coste si usted contrata una tarifa plana con su operador de telefonía, o gratuito a través de Skype (Pc a Pc).

-Los precios son más económicos que utilizando servicios de tarificación adicional o acudiendo a una primera visita solo para obtener orientación. Puede pagar cómodamente desde una cuenta de Paypal o mediante tarjeta de crédito o débito.

-Es atendido/a personalmente por Mireia Ballesté, psicóloga clínica con experiencia en consulta privada desde 1991, licenciada por la Universidad de Barcelona y colegiada por el COPC - Colegio Oficial de Psicólogos de Catalunya (nº6223), y en formación contínua en diversas áreas de salud mental.

El servicio está destinado a:

-Cualquier persona de habla hispana o catalana, mayor de edad, que necesite una ayuda complementaria para sus problemas relacionales, psicológicos y/o psiquiátricos; o simplemente requiera un soporte emocional en cualquier momento de dificultad vital.


Consulta sobre precio y horarios se responderán a través del correo electrónico mireia.balleste@copc.cat

Este es un servicio complementario de Consulta de Psicología







miércoles, 7 de noviembre de 2012

Relajación progresiva de Jacobson, el alivio sintomático de la ansiedad y el estrés mental


La Relajación progresiva de Jacobson es una técnica de autocontrol emocional altamente eficaz para aliviar diversos síntomas psicológicos y psicosomáticos que provocan un considerable sufrimiento en las personas. Es muy indicada como alivio de la ansiedad situacional (ansiedad frente a pruebas, exámenes, entrevistas, etc.); ansiedad en las relaciones interpersonales (pareja, padres, hijos, etc.); ansiedad generalizada (no relacionada con situaciones o personas concretas); fobias y miedos; tensión muscular; presión arterial alta; dolores de cabeza, cuello y espalda; indigestión, colon irritable, úlceras, estreñimiento crónico; espasmos musculares, tics, temblores y tartamudeo; insomnio y otros trastornos del sueño.

Su eficacia se basa en esta simple premisa:

Es imposible que coexistan la sensación de bienestar corporal y la de estrés mental.

La relajación progresiva de los músculos reduce la frecuencia del pulso y la presión de la sangre, así como el grado de transpiración y la frecuencia respiratoria, y cuando se realiza de modo correcto puede llegar a tener el mismo efecto que un fármaco que actúe reduciendo la ansiedad, con la ventaja de no tener que padecer sus efectos secundarios.

Un médico de Chicago llamado Edmon Jacobson publico en 1929 un libro titulado Relajación progresiva En él describía su técnica de relajación muscular profunda, la cual, según afirmaba, no requería imaginación, fuerza de voluntad ni sugestión. Esta técnica está basada en la premisa de que las respuestas del organismo a la ansiedad provocan pensamientos y actos que comportan tensión muscular. Esta tensión fisiológica, aumenta la sensación subjetiva de ansiedad. La relajación muscular profunda reduce la tensión fisiológica y es incompatible con la ansiedad: el hábito de responder de una forma anula el hábito de responder de otra. Es decir, podemos adquirir el hábito de responder de forma relajada lo cual sustituiría al anterior hábito de responder de forma tensa rompiendo así el círculo vicioso generador de ansiedad.

El tiempo de entrenamiento que requiere esta técnica es de una a dos semanas a razón de sesiones de 15 minutos cada día.

INSTRUCCIONES

La mayoría de personas desconoce cuáles de sus músculos están tensos de una forma crónica. La relajación progresiva proporciona el modo de identificar estos músculos o grupos de músculos y de distinguir entre la sensación de tensión y la de relajación profunda. Se trabajarán cuatro grupos principales de músculos:

1.Músculos de la mano, antebrazo y bíceps.
2.Músculos de la cabeza, cara, cuello, hombros; también los de la frente, mejillas, nariz, ojos, mandíbula, labios y lengua. Se prestará especial atención a la cabeza ya que desde el punto de vista emocional la mayoría de músculos importantes están situados en esta región.
3.Músculos del tórax, de la región del estómago y de la región lumbar.
4.Músculos de los muslos, de las nalgas, de las pantorrillas y de los pies.

Puede practicar la relajación sentado en una silla y procurando que la cabeza esté apoyada en alguna superficie.

Cada grupo de músculos se tensa de cinco a siete segundos y luego se relaja de veinte a treinta.

Hay que repetir el proceso por lo menos una vez. Si después de esto hay alguna área que permanece todavía tensa, puede repetirse todo cinco veces.

Las siguientes expresiones pueden resultar útiles aún cuando no nos hallemos especialmente tensos:

Libero la tensión de mi cuerpo.
Alejo la tensión - Me siento en calma y descansado.
Me relajo y libero los músculos.
Dejo que la tensión se disuelva poco a poco.

PROCEDIMIENTO BÁSICO

Póngase en una posición cómoda y relájese. Ahora cierre el puño derecho y apriételo más y más fuerte, observando la tensión que se produce al hacerlo, manténgalo cerrado y fíjese en la tensión que se ha desarrollado en el puño, en la mano y en el antebrazo. Ahora relájese, sienta la flacidez de su mano derecha y compárela con la tensión que sentía hace unos segundos. Repita de nuevo el proceso pero esta vez con la mano izquierda y, por último, hágalo con las dos manos a la vez.

Ahora doble los codos y tense los bíceps. Ténselos tanto como pueda y repare en la sensación de tensión. Relájese y estire los brazos. Déjelos relajados y observe la diferencia. Repita este ejercicio y los sucesivos por lo menos una vez.

Dirija su atención hacia la cabeza. Arrugue la frente tanto como pueda. Ahora relájese y desarrúguela. Imáginese como toda la piel de su frente y de su cabeza entera se ha ido estirando hasta ponerse completamente lisa en el momento en que se ha sentido relajado.

Ahora frunza el entrecejo e intente sentir como las venas se extienden por la frente. Relájese y deje que la frente se ponga de nuevo lisa.

Ahora cierre los ojos y apriételos fuertemente. Observe la tensión. Relájelos y déjelos cerrados suavemente.

Ahora cierre la mandíbula, apretando con fuerza; note la tensión que se produce en toda la zona. Relájela. Una vez relajada notará que los labios están ligeramente separados. Aprecie el contraste real que hay entre el estado de tensión y el de relajación.

Ahora apriete la lengua contra el techo de la boca, es decir, contra el paladar. Observe el dolor que se produce en la parte posterior de la boca. Relájese.

Ahora apriete los labios haciendo con ellos una "O". Relájelos. Observe cómo su frente, sus ojos, su mandíbula, su lengua y sus labios están ahora relajados.

Desplace la cabeza hacia atrás tanto como pueda, sin hacerse daño. Observe la tensión que aparece en el cuello. Gírela hacia la derecha y fíjese en que se ha desplazado el foco de tensión; gírela ahora hacia la izquierda. Enderece la cabeza y muévala ahora hacia delante, apretando la barbilla contra el pecho. Observe la tensión que siente en la nuca. Relájese dejando que la cabeza vuelva a una posición natural.

Ahora encoja los hombros, encójalos hasta que la cabeza se quede hundida en ellos. Relájelos. Ahora bájelos y sienta como la relajación se extiende al cuello, nuca y hombros; relajación más y más profunda.

Dé a su cuerpo entero la oportunidad de relajarse. Sienta la comodidad y la dureza.

Ahora inspire y llene de aire los pulmones. Sostenga la respiración. Observe la tensión que se produce. Ahora espire haciendo que el tórax se deshinche y se relaje, dejando que el aire vaya saliendo poco a poco.

Continúe relajándose haciendo que la respiración se produzca de una forma espontánea y agradable.

Repita esto varias veces, observando cómo la tensión va desapareciendo de su cuerpo a medida que el aire va siendo espirado.

Ahora tense el estómago y manténgalo así. Note la tensión y luego relájese. Ahora coloque una mano sobre esta región. Respire profundamente apretando la mano contra la pared del estómago. Aguante y luego relájese. Perciba la diferencia que se produce al soltar el aire.

Ahora arquee la espalda sin llegar a hacerse daño. Mantenga el resto del cuerpo tan relajado como pueda. Concentre su atención en la parte más baja de la espalda. Ahora relájese más y más profundamente.

Tense las nalgas y los muslos. Para ello, contraiga los músculos apretando con los talones hacia abajo, tan fuerte como pueda. Relájese y sienta la diferencia.

Flexione los dedos de los pies con fuerza para que se tensen las pantorrillas. Observe la tensión que se produce. Relájese. Ahora extienda con fuerza los dedos, dirigiendo las puntas hacia arriba y sentirá con ello la contracción de los músculos de las espinillas. Relájese otra vez.

Sienta la sensación de pesadez en la parte más baja del cuerpo, a medida que la relajación se va haciendo profunda.

Relaje los pies, los tobillos, las pantorrillas, las espinillas, las rodillas, los muslos y las nalgas.

Luego deje que la relajación se extienda hasta el estómago, hasta la región lumbar y el tórax.

Deje que se extienda más y más. Siéntala en los hombros, en los brazos y en las manos.

Más y más profundamente. Sienta la sensación de laxitud y relajación en el cuello, en la mandíbula y en todos los músculos de la cara.

*Hay que tener especial cuidado al tensar el cuello y la espalda ya que una contracción excesiva puede dañar algún músculo o la propia columna vertebral. También es frecuente que al contraer demasiado los pies o los dedos se produzca algún calambre.

Cuando se adquiere una práctica suficiente con estos ejercicios, puede empezarse a practicar la relajación directamente sin necesidad de tensar previamente los músculos y aplicarla en cualquier situación.

Bibliografía:

Davis, M.; McKay, M.; R. Eshelman, E.: Técnicas de autocontrol emocional. Ed. Martínez Roca, 1988. Pág. 27-30.




viernes, 26 de octubre de 2012

Dos vídeos complementarios para tener una mente sana en un cuerpo sano

Vamos a descansar de la rutina de aportar conocimientos teóricos con esta entrada en la que el protagonismo es para dos estupendos vídeos correspondientes a los dos primeros programas de Singulars (TV3) de esta nueva temporada. El primer vídeo es una entrevista a Patricia Ramírez, psicóloga deportiva que nos enseñará a entrenar determinados valores y actitudes positivas para mejorar nuestra vida diaria. El segundo vídeo es una entrevista al Dr. Franco Berrino, graduado en medicina y cirugía magna cum laude de la Universidad de Turín en 1969, especializado en patología, se dedicó principalmente a la epidemiología del cáncer. Desde 1975 trabaja en el Instituto Nacional del Cáncer de Milán, en el que desde el año 2002 dirige el Departamento de Medicina Preventiva y predictiva.

Pasamos a alimentar nuestra mente con actitudes y pensamientos positivos y a aprender como alimentar nuestro cuerpo para encontrarnos mejor física y mentalmente, con las interesantes recomendaciones de estos excelentes profesionales.

Singulars. Patricia Ramírez. Entrénate para la vida (La invitada habla en castellano)


Ver el vídeo en TV3

Singulars. Franco Berrino. Comer bien para vivir mejor. (El invitado habla en castellano)


Ver el vídeo en TV3









domingo, 14 de octubre de 2012

Glosario de mecanismos de defensa y estrategias de afrontamiento específicas

Abstención. El individuo se enfrenta a conflictos emocionales y amenazas de orígen interno o externo empleando palabras o comportamientos con el propósito simbólico de negar o plantear enmiendas a pensamientos, sentimientos o acciones.

Afiliación. El individuo se enfrenta a conflictos emocionales y amenazas de orígen interno o externo acudiendo a los demás en busca de ayuda o apoyo, lo que significa compartir los problemas sin tratar de atribuirlos a los demás.

Agresión pasiva. El individuo se enfrenta a conflictos emocionales y amenazas de orígen interno o externo mostrando agresividad hacia los demás de forma indirecta y no asertiva. Existe una máscara externa de abierta sumisión a los demás, detrás de la que en realidad se esconde resistencia, resentimiento y hostilidad encubiertos. Los mecanismos de agresividad pasiva suelen emerger como respuesta a las demandas de ejecución o cumplimiento independientes, o bien a la falta de gratificación de deseos dependientes, aunque también son una forma de respuesta adaptativa en individuos que ocupan cargos subordinados y que no tienen otro modo de expresar su autoafirmación más abiertamente.

Aislamiento afectivo. El individuo se enfrenta a conflictos emocionales y amenazas de orígen interno o externo separando las ideas de los sentimientos originalmente asociados a ellas. El individuo se aparta del componente afectivo asociado a una idea determinada (p, ej. acontecimiento traumático), pero se mantiene apegado a sus elementos cognoscitivos (p.ej. detalles descriptivos).

Altruismo. El individuo se enfrenta a conflictos emocionales y amenazas de orígen interno o externo dedicándose a satisfacer las necesidades de los demás. A diferencia del autosacrificio, a veces característico de la formación reactiva, el individuo obtiene una gratificación bien de tipo vicariante, bien por las respuestas de los demás.

Anticipación. El individuo se enfrenta a conflictos emocionales y amenazas de orígen interno o externo experimentando reacciones emocionales antes de que se produzcan o bien anticipando sus consecuencias, posibles acontecimientos futuros, y considerando de forma realista respuestas o soluciones alternativas.

Autoafirmación. El individuo se enfrenta a conflictos emocionales y amenazas de orígen interno o externo expresando directamente sus sentimientos o pensamientos de forma no coercitiva ni manipuladora.

Autoobservación. El individuo se enfrenta a conflictos emocionales y amenazas de orígen interno o externo reflexionando sobre sus propios pensamientos, sentimientos, motivaciones y comportamientos, y actuando de acuerdo con ellos.

Comportamiento impulsivo (acting out). El individuo se enfrenta a conflictos y amenazas de orígen interno o externo a través de la acción más que a través de reflexiones o sentimientos. Esta definición es mucho más amplia que el concepto original, que se limita a los sentimientos o deseos transferenciales surgidos durante las sesiones de psicoterapia, ya que pretende incluir los comportamientos que emergen tanto dentro como fuera de la transferencia. El concepto de "acting out defensivo" no es sinónimo de "mal comportamiento", ya que puede probarse que se relaciona con conflictos emocionales.

Desplazamiento. El individuo se enfrenta a conflictos emocionales y amenazas de orígen interno o externo reconociendo o generalizando un sentimiento o una respuesta a un objeto hacia otro habitualmente menos importante.

Devaluación. El individuo se enfrenta a conflictos emocionales y amenazas de orígen interno o externo atribuyendo cualidades exageradamente negativas a sí mismo o a los demás.

Disociación. El individuo se enfrenta a conflictos emocionales y amenazas de orígen interno o externo mediante una alteración temporal de las funciones de integración de conciencia, memoria, percepción de uno mismo o del entorno, o comportamiento sensorial/motor.

Fantasia autista. El individuo se enfrenta a conflictos emocionales y amenazas de orígen interno o externo mediante fantasias excesivas que sustituyen la búsqueda de relaciones interpersonales, la acción más eficaz o la resolución de problemas.

Formación reactiva. El individuo se enfrenta a conflictos emocionales y amenazas de orígen interno o externo sustituyendo los comportamientos, los pensamientos o los sentimientos que le resultan inaceptables por otros diametralmente opuestos (este mecanismo suele actuar en simultaneidad con la represión).

Idealización. El individuo se enfrenta a conflictos emocionales y amenazas de orígen interno o externo atribuyendo cualidades exageradamente positivas a los demás.

Identificación proyectiva. El individuo se enfrenta a conflictos emocionales y amenazas de orígen interno o externo atribuyendo incorrectamente a los demás sentimientos, impulsos o pensamientos propios que le resultan inaceptables. A diferencia de la proyección simple, en este caso el individuo no repudia totalmente lo que proyecta. Al contrario, el individuo es consciente de sus afectos o impulsos, pero los interpreta incorrectamente al considerarlos reacciones justificables frente a otras personas. No es raro que el individuo atribuya sus propios sentimientos a otros, haciendo que sea difícil esclarecer quién hizo algo a quién en primer lugar.

Intelectualización. El individuo se enfrenta a conflictos emocionales y amenazas de orígen interno o externo generalizando o implicándose en pensamientos excesivamente abstractos para controlar o minimizar sentimientos que le causan malestar.

Negación. El individuo se enfrenta a conflictos emocionales y amenazas de orígen interno o externo negándose a reconocer algunos aspectos dolorosos de la realidad externa o de las experiencias subjetivas que son manifiestos para los demás. El término negación psicótica se emplea cuando hay una total afectación de la capacidad para captar la realidad.

Omnipotencia. El individuo se enfrenta a conflictos emocionales y amenazas de orígen interno o externo pensando o actuando como si dispusiera de poderes o capacidades especiales y fuera superior a los demás.

Polarización. El individuo se enfrenta a conflictos emocionales y amenazas de orígen interno y externo viéndose a sí mismo o a los demás como completamente buenos o malos, sin conseguir integrar en imágenes cohesionadas las cualidades positivas o negativas de cada uno. Al no poder experimentar simultáneamente afectos ambivalentes, el individuo excluye de su conciencia emocional una visión y expectativas equilibradas de sí mismo y de los demás. A menudo, el individuo idealiza y devalúa alternativamente a la misma persona o a sí mismo: otorga cualidades exclusivamente amorosas, poderosas, útiles, nutritivas y bondadosas, o exclusivamente malas, odiosas, coléricas, destructivas, repelentes o inútiles.

Proyección. El individuo se enfrenta a conflictos emocionales y amenazas de orígen interno o externo atribuyendo incorrectamente a los demás sentimientos, impulsos o pensamientos propios que le resultan inaceptables.

Quejas y rechazo de ayuda. El individuo se enfrenta a conflictos emocionales y amenazas de orígen interno o externo mediante quejas o demandas de ayuda que esconden sentimientos encubiertos de hostilidad o resentimiento hacia los demás y que luego se expresan en forma de rechazo a cualquier sugerencia, consejo u ofrecimiento de ayuda. Las quejas o demandas pueden hacer referencia a síntomas físicos o psicológicos o a problemas de la vida diaria.

Racionalización. El individuo se enfrenta a conflictos emocionales y amenazas de orígen interno o externo inventando sus propias explicaciones, tranquilizadoras pero incorrectas, para encubrir las verdaderas motivaciones que rigen sus pensamientos, acciones o sentimientos.

Represión. El individuo se enfrenta a conflictos emocionales y amenazas de orígen interno o externo expulsando de su conciencia o no dándose por enterado cognoscitivamente de los deseos, pensamientos o experiencias que le causan malestar. El componente afectivo puede mantenerse activo en la conciencia, desprendido de sus ideas asociadas.

Sentido del humor. El individuo se enfrenta a conflictos emocionales y amenazas de orígen interno o externo haciendo hincapié en los aspectos divertidos o irónicos de los conflictos o situaciones estresantes.

Sublimación. El individuo se enfrenta a conflictos emocionales y amenazas de orígen interno o externo canalizando sentimientos o impulsos potencialmente desadaptativos en comportamientos socialmente aceptables (p.ej. deportes de contacto para canalizar impulsos agresivos.

Supresión. El individuo se enfrenta a conflictos emocionales y amenazas de orígen interno o externo evitando intencionandamente pensar en problemas, deseos, sentimientos o experiencias que le producen malestar.


Bibliografía:

DSM-IV-TR. Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales. Texto revisado. Ed. Masson, 2002.

viernes, 12 de octubre de 2012

Las neurosis: Características generales y génesis


Características generales de las neurosis

- Características que las diferencian de otros trastornos psíquicos:

1. No son enfermedades en el sentido médico. Etiopatogenia fundamentalmente psicológica a excepción de las crisis de angustia y trastornos obsesivos.

2. Su naturaleza es dimensional, ya que el neuroticismo es un factor de personalidad que se desplaza cuantitativamente de menos a más a lo largo de un continuum.

3. La clínica también es cuantitativa ya que los síntomas son fenómenos que todo sujeto puede sentir en situación normal, aunque, una vez instaurado el síndrome neurótico, adquieran naturaleza patológica.

4. El curso es, en general, crónico, con fluctuaciones.

5. El pronóstico es variable según parámetros personales, sociales y terapeúticos.

6. El tratamiento, excepto en crisis de angustia y trastorno obsesivo, se debe enfocar psicológicamente.

- Las neurosis son trastornos menores en cuanto que el sujeto no pierde el juicio de la realidad, concepto básico que las distingue de las psicosis en las cuales se produce una ruptura del enfermo con la realidad. En las neurosis se mantienen los mismos criterios de valoración que el sujeto normal emplea para aprehender y juzgar el entorno y establecer relaciones con él, mientras que en las psicosis se pierden estos puntos de referencia básicos colectivos y el sujeto rompe con la realidad situándose en su mundo personal donde solo sirven sus propias creencias. El término "menor" no establece un criterio pronóstico.

- Atendiendo a su concepción dimensional, todas las personas pueden llegar a tener clínica neurótica si las circunstancias ambientales suponen un problema suficientemente importante para el sujeto como para romper sus mecanismos de equilibrio del yo. El individuo con alto nivel de neuroticismo (Personalidad neurótica nuclear) se descompensa con facilidad ante circunstancias que apenas entrañan conflicto.

- El complejo sintomático neurótico puede ser consecuencia de:

1. Desequilibrios del sistema nervioso vegetativo-SNV- (crisis de angustia, despersonalización) o de los sistemas de activación-inhibición cortical (pensamientos obsesivos).

2. Conflictos psicológicos subyacentes (ansiedad generalizada, histeria, fobias sociales).

3. Beneficios secundarios por reducción de la ansiedad (conductas de evitación fóbica, rituales obsesivos) o manipulación del medio (conductas histéricas).

- Goldberg y cols (1976) realizan un estudio con 88 pacientes de medicina general con diagnostico psiquiátrico, en el que destacan la importancia de estos trastornos menores por su frecuencia. Dentro de los 12 síntomas más frecuentes destacan: ansiedad y preocupación (82), desánimo y tristeza (71) y fatiga (71). La mitad de los pacientes sufren síntomas somáticos de tipo digestivo (molestias o algias gástricas, anorexia, nauseas, flatulencia), cardiovasculares (palpitaciones, molestias precardiales, preocupaciones sobre el corazón) u otros, especialmente algias.

- Problemas en los que se resume la clínica de las neurosis:

1. Trastornos de la afectividad, generalmente ansiedad-angustia.

2. Trastornos de las conductas instintivas: agresividad mal controlada o inhibida, anorexia, y, más rara vez, bulimia, trastornos del sueño y problemas funcionales de la conducta sexual (eyaculación precoz, impotencia, frigidez).

3. Síntomas físicos, derivados de la hiperactivación funcional del SNC y del desequilibrio neurovegetativo y neuroendocrino. Distinguir astenia neurótica (por hiperactivación) de la fatiga del paciente depresivo (pro claudicación psicofísica).

4. Estigmas neuróticos (enuresis, tartamudez, tics, enrojecimiento facial), que iniciados por un conflicto subyacente, pueden continuar gracias a procesos de condicionamiento incluso una vez desaparecido el problema original.

Génesis

Partiendo del criterio de S.Montserrat-Esteve (1969):

- La egostasis o equilibrio del yo personal está en función de la interacción dinámica equilibrada de:

. la sensorio o perceptasis (función reguladora del equilibrio entre yo y el mundo exterior) y
. la homeostasis (función reguladora del equilibrio del medio interno).

Configurando las dos el yo psicológico y el yo corporal, respectivamente. Ambas se regulan a partir de patrones que constituyen una representación o modelo ideal de ambos mundos: Externo (psicológico-social) e interno (biológico).

La homeostasis se regula por patrones que vienen marcados genéticamente, son innatos, y su trasngresión grave lleva a la muerte. Los patrones del mundo exterior pertenecen al ámbito de lo adquirido, son mucho más lábiles y su desajuste ocasiona el trastorno psicológico y la desadaptación social.

- En la infancia el sujeto va configurando una idea del medio externo según sus experiencias en su relación con el ambiente familiar y escolar.

- En la edad adulta, la conducta y el equilibrio personal dependen de la relación que el sujeto mantiene con el mundo, pero no con el mundo real sino con su representación del mundo. La persona más estable y con menor problemática será la que tenga una representación más adecuada de la realidad externa y además disponga de una estructura de personalidad capaz de afrontarla.

- La problemática de la personalidad neurótica se situa en este esquema dinámico. El neurótico elabora a través de su desarrollo infantil un modelo incierto y amenazante del mundo exterior, y su personalidad es débil e insegura. En consecuencia, tiene dificultades en su relación interpersonal y en la resolución de problemas pues le falta objetividad suficiente para juzgar las situaciones y la energía suficiente para afrontarlas.

- La génesis de esta problemática se situa en conflictos infantiles generados especialmente en las relaciones parentales, sobretodo con la figura parental del mismo sexo que sirve como modelo de identificación. Los problemas entre los padres, desacuerdo en el tipo de educación y padres excesivamente rígidos y autoritarios o, por el contrario, pusilánimes y con conflictos personales son situaciones que abonan la posibilidad de que el niño estructure una personalidad neurótica ya que impiden una adecuada visión del mundo y la forma de afrontarlo.

- Otras vías que pueden llevar a las neurosis:

· La personalidad no es patológica y la representación del mundo es correcta pero los problemas reales que debe solventar el sujeto sobrepasan los límites de la propia capacidad resolutiva (reacciones neuróticas).

· Problemas de orden biológico:
En los que el paciente reacciona emocionalmente ante su problema físico y puede desarrollar una neurosis si no es capaz de reestructurar su equilibrio _(Ej. angustia, depresión en enfermos orgánicos crónicos-diabetes, poliartritis...)
Sujetos que ya en la infancia presentan disfunciones o anomalías físicas que crean unas vivencias de insuficiencia e inseguridad que propician la personalidad neurótica nuclear.

En síntesis, se puede llegar a engendrar un conflicto neurótico:

1) Nuclearmente.
2) Por presiones del mundo externo.
3) Por presiones del mundo interno.


En cualquiera de los tres casos, el sujeto pierde la egostasis, por el desequilibrio de las diversas fuerzas que operan en su yo personal. El resultado de este conflicto es la ansiedad. Esta junto con su correlato fisiológico que es la angustia, señalan la amenaza que el individuo siente a su integridad física o psíquica.

Debido a la autorregulación, existe la tendencia a disminuir la angustia a través de los mecanismos de defensa del yo.

Bibliografía:

Vallejo Ruiloba, J.: Introducción a la psicopatología y la psiquiatría. 4ª edición. Ed.Masson, 1998


martes, 9 de octubre de 2012

Las neurosis: Introducción


ANTECEDENTES HISTÓRICOS

- El término neurosis fue empleado por primera vez por el médico escocés Cullen en 1769 (Synopsisi nosologiae melhodical), y en 1777 (First lines of the Practice of Physick). Concibe las neurosis como afecciones nerviosas funcionales fisiológicas y generales sin fiebre ni lesión.

- Con la obra de Pinel (1789) se inicia la concepción anatomoclínica de las neurosis que dura hasta finales del Siglo XIX. Concepción negativa de las neurosis (diagnóstico por exclusión). En Alemania, Shönlein también encabeza esta opción pero acepta 2 grupos: las neurosis psíquicas y las somáticas.

- Dos posiciones acerca de las neurosis:
· La anatomopatológica, base de la medicina de la época.
· La fisiológica funcionalista que finaliza en Charcot, quien sostiene una supuesta lesión dinámica.
Ambas suponen una base biológica de las neurosis.

- Varias enfermedades se desgajan del tronco común de las neurosis por descubrirse su causa estrictamente orgánica: la parálisis general progresiva, las demencias, la corea, la catalepsia, el tétanos, el asma, la epilepsia, la eclampsia, las neuralgias, etc...

- A finales del Siglo XIX, las neurosis quedaron reducidas a la psicastenia o neurosis obsesiva, la histeria, la hipocondría y la neurastenia.

- También se producen las aportaciones más importantes:

Janet considera estos trastornos como secundarios a un descenso de la tensión psicológica, producida por agotamiento cerebral, lo cual altera la realidad psíquica del sujeto.

Freud introduce el concepto de conflicto, desde 1893 se decanta por una interpretación firmemente psicologista de algunas neurosis (psiconeurosis) al considerar que su causa se encuentra en traumas psicosexuales producidos en épocas tempranas de la vida.

CONCEPTO

Ey (1975); la fisionomía clínica de las neurosis se establece por:

Síntomas neuróticos, la diferente estructuración de estos dará lugar a las distintas formas clínicas de las neurosis (de angustia, fóbica, histérica, obsesiva).

Personalidad neurótica: Existen rasgos comunes:

- El carácter neurotico es expresión de una intensa conflictiva interna, el sujeto tiene un mal control de su vida instintiva y afectiva por lo que está sometido a una lucha pulsional que le ocasiona constantes y penosas tensiones internas. No logra armonizar sus deseos (muchas veces reprimidos) con las normas dictadas por su conciencia y con la realidad externa.

- Según Ey el drama del neurótico estriba en no ser capaz de identificarse con el personaje que constituye su yo ideal, bien porque fracase la identificación parental (imagen parental del mismo sexo) o por la imposibilidad de llevarla a cabo (a causa de una angustia intensa, o por solucionar el problema utilizando mecanismos de defensa).

- El neurótico no tiene ni puede tener una buena imagen de sí mismo por lo que no se acepta y se rechaza como personaje.

-Esta conflictiva se manifiesta en un sujeto inseguro, con notables sentimientos de inferioridad (concepto de neurosis de Adler) y tendencia a las vivencias de culpa y autopunición.

- La ansiedad se erige en el centro de su vida, la cual está marcada por una profunda frustración al no lograr realizarse existencialmente.

- La conflictiva neurótica se manifiesta en dos planos: La relación del sujeto consigo mismo y la relación interpersonal. En general, son personas con poca naturalidad, ya que su inseguridad les hace adoptar posturas defensivas que impiden una relación fluida.

- Castilla del Pino (1978) señala la rigidificación como mecanismo de protección empleado frecuentemente. El sujeto repite las mismas pautas de conducta evitando que nuevos estímulos perturben su precaria seguridad, todo ello a costa de un empobrecimiento existencial.

- El empleo de mecanismos de defensa del yo es abusivo y sistemático. El sujeto poco neurótico los emplea eventualmente, en cambio el neurótico vive instalado en ellos y sobrevive, aunque penosamente, gracias a ellos.

- La actividad profesional se ve entorpecida por este modo particular de existencia y rinde por debajo de sus auténticas posibilidades. Aunque también ocurre el caso contrario del neurótico que sobrecompensa sus problemas personales a través de éxitos profesionales, el trabajo pasa a ocupar la meta final de estos sujetos con lo que un fracaso laboral representa un descalabro psicológico.

ESTUDIOS PSICOLÓGICOS

- Los neuróticos puntuan en las cotas más elevadas en los cuestionarios que detectan el nivel de neuroticismo y ansiedad (Cattell, Spielberger, Zung, Hamilton, Taylor, etc.)

- Eysenck (1970) a través de estudiar el tema con los cuestionarios MPI (Maudsley Personality Inventary), EPI(Eysenck Personality Inventary) y EPQ (Eysenck Personality Questionnaire) ha distinguido, según el nivel de neuroticismo y extroversión:

· Histéricos: Alto neuroticismo y extroversión media.
· Distímicos (Resto de neuróticos): Alto neuroticismo y extroversión baja o introversión.
- Eysenck (1971) aísla un factor general de neuroticismo que queda objetivado por:
· Escasa perseverancia en los tests de resistencia.
· Bajo rendimiento en los tests de laberinto.
· Escasa fluidez de asociaciones.
· Sugestionabilidad en el test de oscilación postural de Hull.
· Escasa destreza manual.
· Desorganización de la respuesta motriz.
· Muchos errores en los tests motores y de atención.
· Pobre control postural.
· Estática irregular.
· Escasa visión a oscuras.
· Irregular nivel de aspiraciones (alto en los distímicos y bajo en los histéricos).
- Cattell (1975) señala como rasgos de los sujetos ansiosos detectados a través de cuestionarios de personalidad:
· Poca confianza en sí mismos.
· Escaso control de la voluntad.
· Tensión energética alta.
· Gran propensión a la culpabilidad.
· Alta disconformidad.
- Rorschach, en este test se recogen respuestas que apuntan:
· Ansiedad (elevadas formas animales y anatómicas).
· Deseo de controlar defensivamente la prueba (gran productividad o pobreza de respuestas, rechazo de láminas).
· Mala organización de las respuestas (pocas respuestas globales, muchos detalles).

- Vallejo (1978) comprueba la diferencia estadísticamente significativa que existe al comparar los rendimientos motores y perceptivo-visuales de sujetos normales y otros afectos de neurosis de angustia.

· Los neuróticos muestran un claro déficit en percepción taquistoscópica.
· En tiempos de reacción complejos a estímulos visuales y auditivos.
· En el test psicomotor McQuarrie.

- Toda esta desorganización conductual se explica a través del factor general de neuroticismo que desde la perspectiva psicofisiológica se manifiesta en un elevado nivel de arousal (hiperactivación neurofuncional).

- Ley de Yerkes-Dodson o de U invertida en la que se correlaciona el drive o arousal (abcisas) y el rendimiento (ordenadas). Según la tarea se necesita un arousal diferente (alto-bajo) para alcanzar el rendimiento óptimo. Los sujetos angustiados rinden satisfactoriamente en pruebas que requieren un elevado nivel de activación (tiempos de reacción simples), mientras que son mucho menos eficaces que los grupos normales en otras que por su complejidad requieren un nivel de activación más bajo.

ESTUDIOS BIOLÓGICOS

· Rigidez perceptivo-motora.

· Escaso control postural.

· Mediocre adaptación sensorial a la visión a oscuras.

· Cambios metabólicos lentos en respuesta a los estímulos.

· Elevada colinesterasa sanguínea.

· Sensibilidad al frío.

· Mala resistencia al esfuerzo y fácil fatigabilidad.

· Rasgos tetanoides por baja calcemia.

· Actividad nerviosa vegetativa:

Ritmo cardíaco y respiratorio acelerado.
Conductancia cutánea elevada.
Flujo sanguíneo del antebrazo incrementado.
Elevada y fluctuante tensión arterial.
Temblor.
Respuesta de orientación disminuida.
Pobre capacidad de habituación.

. EEG manifiesta una desincronización difusa.

. Los potenciales evocados (PE) y la variación contingente negativa son inespecíficos.

. Los parámetros bioquímicos señalan:

Un elevado nivel de cortisol, catecolaminas y 17-OHCS plasmáticas.
Aumento ligero de la actividad tiroidea.
Inhibición del sistema hipofisogonadal.
Incremento de los lípidos séricos.
Participación del ión lactato en el síndrome de angustia.

- Los datos biológicos deben interpretarse como una insuficiencia energética general y un estado de hiperactivación o elevado arousal propio del estrés (desequilibrio neurovegetativo y neuroendocrino). No son valorables para aclarar la etiología de estos trastornos.

Bibliografía:

Vallejo Ruiloba, J.: Introducción a la psicopatología y la psiquiatría. 4ª edición. Ed.Masson, 1998


sábado, 6 de octubre de 2012

El poder del Inconsciente

¿De dónde surgen nuestras decisiones vitales, nuestras motivaciones, la tendencia al riesgo o a la evitación y a la huida... De dónde surgen nuestras ansiedades, fobias, lapsus, olvidos, sueños, reacciones exageradas ante los contratiempos...?


Pues parece ser que aunque a nivel consciente no podemos entenderlo, nuestro cerebro inconsciente es el que está reaccionando, tomando decisiones en base a la suma de nuestras experiencias anteriores, impulsos inconscientes de nuestros instintos más primitivos. Las reacciones que para nosotros y otros observadores parecen desmesuradas son perfectamente proporcionadas según nuestros criterios inconscientes, no podemos entenderlo porque la información que posee el inconsciente es inaccesible a la consciencia.

Puede decirse que la mayor parte de nuestros conflictos psíquicos tienen unas causas inconscientes y según el psicoanálisis, el descubriento de estas causas a través de la psicoterapia psicoanalítica es la única forma de solucionarlos. Nuestro inconsciente nos habla constantemente a través de nuestros sueños a través de símbolos y material onírico aparentemente absurdo pero que bien interpretado nos puede llevar a una mayor comprensión de nuestra conducta, nuestros pensamientos y nuestros sentimientos.

El inconsciente no solo acarrea conflictos, también es de una gran ayuda en nuestra vida diaria ya que toma decisiones de forma muchísimo más rápida que el consciente, capta miles de detalles en cualquier situación, omite cosas irrelevantes y de está forma ahorramos mucho tiempo y energía. A lo largo del día también llevamos a cabo miles de conductas de forma totalmente automática en las que no interviene la consciencia con lo que ésta puede dedicarse a organizar y planificar otros procesos más complicados.

Algunos procesos del Inconsciente se ven bien ilustrados en este vídeo:

domingo, 30 de septiembre de 2012

Las 7 reglas de Paracelso


1.- Lo primero es mejorar la salud.-
Para ello hay que respirar con la mayor frecuencia posible, honda y rítmica, llenando bien los pulmones, al aire libre o asomado a una ventana. Beber diariamente en pequeños sorbos, dos litros de agua, comer muchas frutas, masticar los alimentos del modo más perfecto posible, evitar el alcohol, el tabaco y las medicinas, a menos que estuvieras por alguna causa grave sometido a un tratamiento. Bañarte diariamente, es un habito que debes a tu propia dignidad.

2.- Desterrar absolutamente de tu ánimo, por mas motivos que existan, toda idea de pesimismo, rencor, odio, tedio, tristeza, venganza y pobreza.
Huir como de la peste de toda ocasión de tratar a personas maldicientes, viciosas, ruines, murmuradoras, indolentes, chismosas, vanidosas o vulgares e inferiores por natural bajeza de entendimiento o por tópicos sensualistas que forman la base de sus discursos u ocupaciones. La observancia de esta regla es de importancia decisiva: se trata de cambiar la espiritual contextura de tu alma. Es el único medio de cambiar tu destino, pues este depende de nuestros actos y pensamientos. El azar no existe.

3.- Haz todo el bien posible.
Auxilia a todo desgraciado siempre que puedas, pero jamás tengas debilidades por ninguna persona. Debes cuidar tus propias energías y huir de todo sentimentalismo.

4.- Hay que olvidar toda ofensa, mas aun: esfuérzate por pensar bien del mayor enemigo.
Tu alma es un templo que no debe ser jamás profanado por el odio. Todos los grandes seres se han dejado guiar por esa suave voz interior, pero no te hablara así de pronto, tienes que prepararte por un tiempo; destruir las superpuestas capas de viejos hábitos, pensamientos y errores que pesan sobre tu espíritu, que es divino y perfecto en si, pero impotente por lo imperfecto del vehículo que le ofreces hoy para manifestarse, la carne flaca.

5.- Debes recogerte todos los días en donde nadie pueda turbarte, siquiera por media hora, sentarte lo más cómodamente posible con los ojos medio entornados y no pensar en nada.
Esto fortifica enérgicamente el cerebro y el Espíritu y te pondrá en contacto con las buenas influencias. En este estado de recogimiento y silencio, suelen ocurrírsenos a veces luminosas ideas, susceptibles de cambiar toda una existencia. Con el tiempo todos los problemas que se presentan serán resueltos victoriosamente por una voz interior que te guiara en tales instantes de silencio, a solas con tu conciencia. Ese es el daimon de que habla Sócrates.

6.- Debes guardar absoluto silencio de todos tus asuntos personales.
Abstenerse, como si hubieras hecho juramento solemne, de referir a los demás, aun de tus más íntimos todo cuanto pienses, oigas, sepas, aprendas, sospeches o descubras. por un largo tiempo al menos debes ser como casa tapiada o jardín sellado. Es regla de suma importancia.

7.- Jamás temas a los hombres ni te inspire sobresalto el DIA mañana.
Ten tu alma fuerte y limpia y todo te saldrá bien. Jamás te creas solo ni débil, porque hay detrás de ti ejércitos poderosos, que no concibes ni en sueños. Si elevas tu espíritu no habrá mal que pueda tocarte. El único enemigo a quien debes temer es a ti mismo. El miedo y desconfianza en el futuro son madres funestas de todos los fracasos, atraen las malas influencias y con ellas el desastre. Si estudias atentamente a las personas de buena suerte, veras que intuitivamente, observan gran parte de las reglas que anteceden. Muchas de las que allegan gran riqueza, muy cierto es que no son del todo buenas personas, en el sentido recto, pero poseen muchas virtudes que arriba se mencionan. Por otra parte, la riqueza no es sinónimo de dicha; Puede ser uno de los factores que a ella conduce, por el poder que nos da para ejercer grandes y nobles obras; pero la dicha más duradera solo se consigue por otros caminos; allí donde nunca impera el antiguo Satán de la leyenda, cuyo verdadero nombre es el egoísmo.



miércoles, 19 de septiembre de 2012

¿La voluntad nos ayuda a vivir mejor?

¿Qué es la voluntad?, ¿Puede mejorar positivamente nuestra vida?, ¿Hacer que seamos más felices gracias al control de algunos tipos de ansiedad?, ¿Nos ayuda en nuestro crecimiento personal y autorrealización?

Vale la pena conocer esta capacidad a fondo para saber como podemos autoayudarnos en muchas facetas de nuestra vida para ser personas mental y físicamente más saludables.

Ya lo decía Gandhi:


La fortaleza no brota de una capacidad física, emana de una voluntad indomable.



Voluntad es la facultad de querer, potencia del alma que nos mueve a hacer o no hacer una cosa. Como suele decirse: "Querer es poder", por tanto, la voluntad sería una premisa básica necesaria para lograr hacer lo que queremos. "Lo que queremos" queda a nuestra elección y la voluntad nos da la capacidad de postergar o actuar contrariamente a nuestras tendencias inmediatas en un momento dado para lograr otros objetivos más beneficiosos o útiles a largo plazo. (Por ej. renunciar de forma consciente a fumar o consumir cualquier otra sustancia perjudicial para lograr estar más saludables)

Nos da la capacidad de renunciar a placeres inmediatos para obtener mayores beneficios de forma más constante y sin dependencia de la inmediatez del aquí y ahora. Por supuesto que no hay que renunciar a todo ni en todo momento pero creo que en todo momento es beneficioso conservar nuestra capacidad consciente de elección sobre los actos que llevamos a cabo que no es más que ser nosotros mismos.

Ejercer nuestra fuerza de voluntad nos ayuda a hacer cosas que cuando volvemos la vista atrás recordamos que no nos creíamos capaces de hacerlas, en este momento es cuando disfrutamos de una satisfacción mayor de la que nos hubiera proporcionado todo aquello a lo que hemos renunciado por el camino.

No hacer o dejar de hacer aquello que elegimos de forma consciente es una forma más o menos sutil de dejarnos morir.

Para ampliar conceptos de forma más amena os dejo con un interesante vídeo de Eduard Punset:

Ser feliz es cuestión de voluntad





lunes, 13 de agosto de 2012

Más claves para ser feliz: La receta de la felicidad según Deepak Chopra

Deepak Chopra (1946 -) es un médico, escritor y conferencista hindú.

Conferenciante y escritor prolífico, ha escrito extensamente sobre espiritualidad y el poder de la mente en la curación médica. Ha publicado más de 25 libros traducidos en casi todos los idiomas. Sólo en inglés lleva vendidos más de 10 millones de ejemplares. Fundó y dirige El Centro Chopra para el Bienestar y el Instituto Médico Mente-Cuerpo, ambos en La Jolla, California (EE. UU.) 1

En esta ocasión me parece interesante descubrir las ideas de este autor acerca de la felicidad y lo podremos hacer a través de un vídeo de una de sus conferencias, que lleva por título: La receta de la felicidad 2, como el libro del mismo título. 3

“Todo lo que tememos y deseamos cambiar puede transformarse mediante la felicidad, nuestro más simple anhelo y también el más profundo”. –Deepak Chopra

La felicidad es algo que todos deseamos, pero cómo encontrarla sigue siendo un misterio. En La receta de la felicidad, Deepak Chopra nos muestra siete claves para descubrir los verdaderos secretos de la alegría, llevándonos en un inspirador viaje hacia nuestro yo verdadero, el único lugar indiferente a los problemas y las desgracias.

“La finalidad de la vida es la expansión de la felicidad”, nos dice Chopra. Pero en el exigente mundo de hoy, lograr esta meta puede parecer difícil, si no completamente fuera de nuestro alcance. La sociedad refuerza la creencia de que la satisfacción es el resultado del éxito, la riqueza y las buenas relaciones. Sin embargo, Chopra nos enseña que lo contrario es cierto: todo el éxito en la vida es el producto de la felicidad, no la causa.

Entonces, ¿cuál es la causa? La receta de la felicidad comparte los principios espirituales de una vida basada en el yo verdadero que existe en cada uno de nosotros, un sentido que se encuentra más allá del ir y venir de la vida diaria, y unos simples ejercicios a través de los que podremos eliminar las causas de la infelicidad y alcanzar un nivel de alegría más profundo. Y después de que todas las vías hacia la felicidad se hayan explorado, sólo quedará una ruta: el viaje hacia la iluminación. En La receta de la felicidad, el intimidante reto de encontrar la felicidad se convierte accesible paso a paso.



Webgrafía:

1. http://es.wikipedia.org/wiki/Deepak_Chopra
2. http://youtu.be/dgRb2H7dpJ4
3. http://books.google.es/books/about/La_receta_de_la_felicidad.html

martes, 7 de agosto de 2012

Fumar o no fumar, seguir fumando o dejar de fumar... qué consejo te darías a ti mismo?

Parece tan fácil o difícil como imagine nuestra mente, además de la adicción física que provoca la nicotina existen poderosas resistencias psicológicas para dejar de fumar como el miedo a sufrir molestias físicas, no saber como ocupar algunos momentos en los que estamos habituados a fumar, etc... cuando en realidad estos momentos resultan placenteros porque están aliviando unos síntomas de abstinencia provocados por el cigarrillo que nos fumamos antes.

Realmente el tabaco no proporciona ningún placer, solo alivia unos síntomas que él mismo ha provocado y que no teníamos antes de fumar el primer cigarrillo de nuestras vidas. El tabaco no ayuda a sobrellevar ningún problema de la vida sino que es un nuevo problema añadido en nuestra vida. Reduce peligrosamente nuestra salud y nuestra esperanza de vida, empeora también la salud de la gente que nos rodea, es un gasto económico inútil, una pérdida de tiempo y, en muchas ocasiones, un hábito muy incómodo (provoca quemaduras, suciedad, malos olores... y a quien no se le ha metido ceniza dentro de los ojos en un día de viento?... divertido...) y además, psicológicamente destructivo ya que va minando la autoestima al sentirnos totalmente dependientes nada menos que de una sustancia.

Hace 4 años y 15 días fumé mi último cigarrillo después de haber intoxicado mi cuerpo durante 23 años de forma absurda, llegado el día propicio y sin saber que ese era el día, reflexioné sobre los pros y los contras, analicé cuidadosamente todas las desventajas sin intentar ignorarlas... intenté también analizar las ventajas pero no había ninguna en realidad. En ese momento decidí que el cigarrillo que estaba entre mis dedos era el último que iba a fumar y así fué. Sabía que habría molestias ya que lo habiá dejado algún breve periodo anteriormente, y también sabía que no debía volver a probar ninguno sino quería volverme adicta de nuevo.

No hablo más de mi caso particular ya que cada persona debe encontrar su motivación propia y su momento adecuado, el momento de su decisión reflexionada. Os dejo con este excelente vídeo que os ayudará en vuestra búsqueda de motivación para liberaros de esta adicción:

Es fácil dejar de fumar si sabes cómo (Método de Allen Carr)


martes, 31 de julio de 2012

Si crees en ti mismo cuando todo el mundo duda de ti


Famoso poema de Rudyard Kipling, Si / If

Si...

Si puedes mantener en su lugar tu cabeza cuando todos a tu alrededor,
han perdido la suya y te culpan de ello.

Si crees en ti mismo cuando todo el mundo duda de ti,
pero también dejas lugar a sus dudas.

Si puedes esperar y no cansarte de la espera;
o si, siendo engañado, no respondes con engaños,
o si, siendo odiado, no te domina el odio
Y aun así no pareces demasiado bueno o demasiado sabio.

Si puedes soñar y no hacer de los sueños tu amo;
Si puedes pensar y no hacer de tus pensamientos tu único objetivo;
Si puedes conocer al triunfo y la derrota,
y tratar de la misma manera a esos dos impostores.
Si puedes soportar oír toda la verdad que has dicho,
tergiversada por malhechores para engañar a los necios.
O ver cómo se rompe todo lo que has creado en tu vida,
y agacharte para reconstruírlo con herramientas maltrechas.

Si puedes amontonar todo lo que has ganado
y arriesgarlo todo a un solo lanzamiento ;
y perderlo, y empezar de nuevo desde el principio
y no decir ni una palabra sobre tu pérdida.
Si puedes forzar tu corazón y tus nervios y tus tendones,
para seguir adelante mucho después de haberlos perdido,
y resistir cuando no haya nada en ti
salvo la voluntad que te dice: "Resiste!".

Si puedes hablar a las masas y conservar tu virtud.
o caminar junto a reyes, y no distanciarte de los demás.
Si ni amigos ni enemigos pueden herirte.
Si todos cuentan contigo, pero ninguno demasiado.
Si puedes llenar el inexorable minuto,
con sesenta segundos de lucha bravia...

Tuya es la Tierra y todo lo que hay en ella,

y lo que es más: serás un hombre, hijo mío.

Rudyard Kipling


**************************

If—

If you can keep your head when all around you
Are losing theirs and blaming it on you;

If you can trust yourself when all men doubt you,
But make allowance for their doubting too;

If you can wait and not be tired by waiting,
Or, being lied about, don't deal in lies,
Or, being hated, don't give way to hating,
And yet don't look too good, nor talk too wise;

If you can dream—and not make dreams your master;
If you can think—and not make thoughts your aim;
If you can meet with triumph and disaster
And treat those two imposters just the same;
If you can bear to hear the truth you've spoken
Twisted by knaves to make a trap for fools,
Or watch the things you gave your life to broken,
And stoop and build 'em up with wornout tools;

If you can make one heap of all your winnings
And risk it on one turn of pitch-and-toss,
And lose, and start again at your beginnings
And never breathe a word about your loss;
If you can force your heart and nerve and sinew
To serve your turn long after they are gone,
And so hold on when there is nothing in you
Except the Will which says to them: "Hold on";

If you can talk with crowds and keep your virtue,
Or walk with kings—nor lose the common touch;
If neither foes nor loving friends can hurt you;
If all men count with you, but none too much;
If you can fill the unforgiving minute
With sixty seconds' worth of distance run

Yours is the Earth and everything that's in it,

And—which is more—you'll be a Man my son!

Rudyard Kipling



viernes, 22 de junio de 2012

El mediador familiar en procesos de separación o divorcio reduce el impacto psicológico negativo en los hijos

Tomando como punto de partida una entrevista que se ha publicado hoy 22/06/12 en el Diari de Rubí a nuestro colaborador Marc Sorribas, Gestor de conflictos y Mediador, veremos la importancia de la figura del mediador en los conflictos familiares y, especialmente, en los casos de separación y divorcio para reducir el impacto psicológico negativo que los largos procesos judiciales acarrean a los hijos de la pareja.

Entrevista completa en catalán a Marc Sorribas i de Quadras Gestor de conflictos i Mediador

Respecto al tema de la separación y divorcio, Marc Sorribas explica en esta entrevista que:
"Es un hecho probado que una alta conflictividad entre los padres genera alteraciones psicológicas en los hijos. Conseguir llegar a acuerdos y mejorar la relación entre los miembros de la pareja o expareja tiene el efecto de rebajar el conflicto y por tanto de preservar el bienestar emocional de los hijos. La mediación es también una alternativa de solución para no tener que entrar en un proceso judicial, cuando hay desacuerdo entre los miembros de la ex pareja sobre la custodia de los hijos, régimen de visitas ... El coste emocional y económico de estos procesos puede ser muy elevado y comportarse gran tensión y sufrimiento no sólo a los adultos, sino también a los niños."

"La mediación familiar tiene por objeto llevar a cabo un proceso de resolución de conflictos entre los miembros de la pareja o familia. Esto se hace con la intervención guiada de un profesional que ayuda de manera neutral a mejorar la comunicación y las relaciones, y a buscar soluciones y acuerdos que resulten satisfactorios para todos."

"La mediación familiar se basa en la voluntad de las partes en conflicto, como pueden ser los miembros de una pareja o ex pareja, de colaborar para llegar a acuerdos dentro de un espacio compartido de escucha, reflexión y compromiso. El mediador, desde su imparcialidad y conocimientos técnicos, es el encargado de promover esta búsqueda de soluciones.

Desde un punto de vista psicológico, los beneficios de la mediación son muy claros ya que mejoran la comunicación familiar reduciendo la confusión y los conflictos emocionales que generan inseguridad en los hijos. Desde la imparcialidad y los conocimientos, el mediador, tal y como vemos en la entrevista, ayuda a que los miembros de la pareja se escuchen y se comuniquen de una forma clara y asumiendo compromisos, sin ejercer abusos de poder de uno sobre otro.

A veces el abuso de poder en la familia puede surgir de pretendidas "buenas intenciones", por ejemplo, la sobreprotección y la sobresatisfacción, unos mecanismos utilizados para calmar la angustia de los padres ante sus propios conflictos no resueltos que no hacen otra cosa que crear más confusión, inseguridad y dependencia en los hijos.

También puede ser clave la figura del mediador en el tema de la custodia, un tema en el que es fundamental que la pareja tenga una comunicación muy clara y positiva, orientada al bienestar y educación de los hijos, ya que ambos progenitores tienen la responsabilidad de criar y educar, y para hacerlo, deben estar presentes, vivir y convivir con los hijos. A menudo vemos custodias poco equilibradas que hacen que los hijos sufran, además de la separación de sus padres, la ausencia casi permanente de uno de ellos, la mayoría de veces, el padre.



lunes, 28 de mayo de 2012

¿Y si nuestras creencias fueran irracionales y nuestros pensamientos, mágicos?

¿Qué sucedería si resulta que el ser humano no fuera un animal racional sino un animal irracional? Muy fácil, sucedería justamente lo que está sucediendo, aumento de ansiedad, aumento de depresión, suicidios, estrés, desesperanza, visión catastrofista del mundo.

¿Qué es realmente lo que influye en nuestro estado de ánimo y en nuestros sentimentos, los hechos o nuestra percepción e interpretación mental de los mismos?

¿Qué necesitamos en realidad, lo que nos dicen los medios de comunicación y la gente que nos rodea, o cosas simples como cubrir las necesidades básicas?

La Psicología cognitiva nos explica que no son los hechos externos lo que perturba nuestras emociones y, en consecuencia, nuestra conducta; sino lo que pensamos sobre los hechos. Este concepto fue la base de la TREC, Terapia Racional Emotiva Conductual (REBT, por sus siglas en inglés), una forma de psicoterapia derivada de la Terapia Racional Emotiva (TRE) creada por Albert Ellis en el año 1955 y luego de su experiencia en el psicoanálisis y la psicodinámica de donde tomo muchos elementos y le dio mayor énfasis al aspecto cognitivo que ya se trabajaba en estos modelos psicoterapéuticos. Se considera a Ellis un importante teórico de la terapia cognitiva, al igual que a Aaron T. Beck.Mediante su (TRE) le permitieron al conductismo tener un mejor acercamiento a lo humano y salir de la mirada reduccionista de la conducta pura, para hacerse más efectiva y duradera al momento atender y resolver los asuntos de índole psicológico humano.

Su concepción sobre el origen de la perturbación emocional se ilustra mediante el modelo A-B-C desarrollado inicialmente por Albert Ellis:

Se esquematiza de la siguiente forma: A → B → C, donde A representa los acontecimientos observados por el sujeto, B representa "Belief" (creencia) o interpretación del evento observado, y C representa las consecuencias emocionales de las interpretaciones (B).

Las personas generalmente creen que sus emociones maladaptativamente exacerbadas son producto de los acontecimientos externos a ellos, cuando en realidad son producto de sus interpretaciones y sobre todo sus valoraciones y exigencias personales (modelo erróneo A → C).

Es decir, nos saltamos toda nuestra interpretación mental de los hechos, cuando en realidad, esta interpretación genera un diálogo interno que es el que acaba generando ansiedad, estrés y depresión. Por ejemplo, cometemos un error y nuestro pensamiento automático es "que torpe soy, no valgo para nada, sería mejor que no me hubiera levantado", este pensamiento nos provoca unas sensaciones tan sumamente desagradables que nos quitan las ganas de intentarlo de nuevo, de esta forma, terminamos por no saber hacer determinada cosa, no ir a determinado sitio, no enfrentarnos a cierta situación. Si en su lugar nuestro pensamiento hubiera sido: "Practicaré más a menudo", "con la práctica puedo aprender casi cualquier cosa", etc., la conducta generada a raiz de este tipo de pensamiento constructivo será totalmente diferente, estaremos motivados y adquiriremos mayor seguridad en nuestras capacidades.

CREENCIAS IRRACIONALES

En una primera etapa, Albert Ellis las agrupó en 11 ideas irracionales básicas:

1) Es una necesidad extrema, para el ser humano adulto, el ser amado y aprobado por cada persona significativa de su entorno.

2) Para considerarme a mi mismo como una persona válida, debo ser muy competente, suficiente y capaz de lograr cualquier cosa que me proponga.

3) Las personas que no actúan como "deberían" son viles, malvadas e infames y deberían ser castigadas por su maldad.

4) Es terrible y catastrófico que las cosas no funcionen como a uno le gustaría.

5) La desgracia y el malestar humano están provocados por las circunstancias externas, y la gente no tiene capacidad para controlar sus emociones.

6) Si algo es o puede ser peligroso, debo sentirme terriblemente inquieto por ello y debo pensar constantemente en la posibilidad de que ocurra.

7) Es más fácil evitar las responsabilidades y dificultades de la vida que hacerles frente.

8) Debo depender de los demás y necesito a alguien más fuerte en quien confiar.

9) Lo que me ocurrió en el pasado, seguirá afectándome siempre.

10) Debemos sentirnos muy afectados por los problemas y preocupaciones de los demás.

11) Existe una solución perfecta para cada problema y si no la hallamos sería catastrófico.

Estas 11 ideas fueron sintetizadas más adelante (Ellis, 1977) en tres ideas irracionales básicas, las exigencias absolutistas o necesidades perturbadoras en forma de "deberías", "es necesario que", etc., con respecto a:

1) Uno mismo, por ejemplo: "debo hacer las cosas bien y merecer la aprobación de los demás por mis actuaciones".

2) Otra/s persona/s, ej.: "deben actuar de forma agradable, considerada y justa".

3) La vida, el mundo, ej.: "debe ofrecerme unas condiciones buenas y fáciles para que pueda conseguir lo que quiero sin mucho esfuerzo o incomodidad".

Cuando estas exigencias absolutistas o necesidades perturbadoras (pseudonecesidades) no se cumplen, surgen los pensamientos (cargados de emociones) derivados de estas exigencias, que son:

-Tremendismo: "es terrible".

-No-soportantitis: "no puedo soportarlo".

-Condena: "es un...(ej. gusano)", "soy un... (ej.inútil)".

Estas actitudes de exigencia y necesidad perturbadora nos llevan a una serie de distorsiones cognitivas en las que profundizaremos más adelante.

Por ahora os dejo con un excelente vídeo que es el que me ha motivado a hablar sobre este tema crucial de la psicología ya que descubrir cuáles son las creencias irracionales de las personas que solicitan ayuda, es la tarea fundamental del profesional de la psicología, y más adelante, conseguir que la persona encuentre creencias sustitutivas más funcionales y constructivas.

El vídeo consiste en una conferencia del psicólogo catalán Rafael Santandreu, autor del libro "El arte de no amargarse la vida". El autor ilustra de forma muy amena y con ejemplos todo este tema. Me ha gustado mucho su forma de explicarlo, y destaco una frase que me ha impactado: "No hay nada más alto que estar abajo y estar bien".

El arte de no amargarse la vida, Rafael Santandreu - UNIR


Para ampliar información:

Wikipedia: Terapia racional emotiva conductual

La Terapia Racional Emotiva (Elia Roca)