Ir al contenido principal

Las neurosis: Introducción


ANTECEDENTES HISTÓRICOS

- El término neurosis fue empleado por primera vez por el médico escocés Cullen en 1769 (Synopsisi nosologiae melhodical), y en 1777 (First lines of the Practice of Physick). Concibe las neurosis como afecciones nerviosas funcionales fisiológicas y generales sin fiebre ni lesión.

- Con la obra de Pinel (1789) se inicia la concepción anatomoclínica de las neurosis que dura hasta finales del Siglo XIX. Concepción negativa de las neurosis (diagnóstico por exclusión). En Alemania, Shönlein también encabeza esta opción pero acepta 2 grupos: las neurosis psíquicas y las somáticas.

- Dos posiciones acerca de las neurosis:
· La anatomopatológica, base de la medicina de la época.
· La fisiológica funcionalista que finaliza en Charcot, quien sostiene una supuesta lesión dinámica.
Ambas suponen una base biológica de las neurosis.

- Varias enfermedades se desgajan del tronco común de las neurosis por descubrirse su causa estrictamente orgánica: la parálisis general progresiva, las demencias, la corea, la catalepsia, el tétanos, el asma, la epilepsia, la eclampsia, las neuralgias, etc...

- A finales del Siglo XIX, las neurosis quedaron reducidas a la psicastenia o neurosis obsesiva, la histeria, la hipocondría y la neurastenia.

- También se producen las aportaciones más importantes:

Janet considera estos trastornos como secundarios a un descenso de la tensión psicológica, producida por agotamiento cerebral, lo cual altera la realidad psíquica del sujeto.

Freud introduce el concepto de conflicto, desde 1893 se decanta por una interpretación firmemente psicologista de algunas neurosis (psiconeurosis) al considerar que su causa se encuentra en traumas psicosexuales producidos en épocas tempranas de la vida.

CONCEPTO

Ey (1975); la fisionomía clínica de las neurosis se establece por:

Síntomas neuróticos, la diferente estructuración de estos dará lugar a las distintas formas clínicas de las neurosis (de angustia, fóbica, histérica, obsesiva).

Personalidad neurótica: Existen rasgos comunes:

- El carácter neurotico es expresión de una intensa conflictiva interna, el sujeto tiene un mal control de su vida instintiva y afectiva por lo que está sometido a una lucha pulsional que le ocasiona constantes y penosas tensiones internas. No logra armonizar sus deseos (muchas veces reprimidos) con las normas dictadas por su conciencia y con la realidad externa.

- Según Ey el drama del neurótico estriba en no ser capaz de identificarse con el personaje que constituye su yo ideal, bien porque fracase la identificación parental (imagen parental del mismo sexo) o por la imposibilidad de llevarla a cabo (a causa de una angustia intensa, o por solucionar el problema utilizando mecanismos de defensa).

- El neurótico no tiene ni puede tener una buena imagen de sí mismo por lo que no se acepta y se rechaza como personaje.

-Esta conflictiva se manifiesta en un sujeto inseguro, con notables sentimientos de inferioridad (concepto de neurosis de Adler) y tendencia a las vivencias de culpa y autopunición.

- La ansiedad se erige en el centro de su vida, la cual está marcada por una profunda frustración al no lograr realizarse existencialmente.

- La conflictiva neurótica se manifiesta en dos planos: La relación del sujeto consigo mismo y la relación interpersonal. En general, son personas con poca naturalidad, ya que su inseguridad les hace adoptar posturas defensivas que impiden una relación fluida.

- Castilla del Pino (1978) señala la rigidificación como mecanismo de protección empleado frecuentemente. El sujeto repite las mismas pautas de conducta evitando que nuevos estímulos perturben su precaria seguridad, todo ello a costa de un empobrecimiento existencial.

- El empleo de mecanismos de defensa del yo es abusivo y sistemático. El sujeto poco neurótico los emplea eventualmente, en cambio el neurótico vive instalado en ellos y sobrevive, aunque penosamente, gracias a ellos.

- La actividad profesional se ve entorpecida por este modo particular de existencia y rinde por debajo de sus auténticas posibilidades. Aunque también ocurre el caso contrario del neurótico que sobrecompensa sus problemas personales a través de éxitos profesionales, el trabajo pasa a ocupar la meta final de estos sujetos con lo que un fracaso laboral representa un descalabro psicológico.

ESTUDIOS PSICOLÓGICOS

- Los neuróticos puntuan en las cotas más elevadas en los cuestionarios que detectan el nivel de neuroticismo y ansiedad (Cattell, Spielberger, Zung, Hamilton, Taylor, etc.)

- Eysenck (1970) a través de estudiar el tema con los cuestionarios MPI (Maudsley Personality Inventary), EPI(Eysenck Personality Inventary) y EPQ (Eysenck Personality Questionnaire) ha distinguido, según el nivel de neuroticismo y extroversión:

· Histéricos: Alto neuroticismo y extroversión media.
· Distímicos (Resto de neuróticos): Alto neuroticismo y extroversión baja o introversión.
- Eysenck (1971) aísla un factor general de neuroticismo que queda objetivado por:
· Escasa perseverancia en los tests de resistencia.
· Bajo rendimiento en los tests de laberinto.
· Escasa fluidez de asociaciones.
· Sugestionabilidad en el test de oscilación postural de Hull.
· Escasa destreza manual.
· Desorganización de la respuesta motriz.
· Muchos errores en los tests motores y de atención.
· Pobre control postural.
· Estática irregular.
· Escasa visión a oscuras.
· Irregular nivel de aspiraciones (alto en los distímicos y bajo en los histéricos).
- Cattell (1975) señala como rasgos de los sujetos ansiosos detectados a través de cuestionarios de personalidad:
· Poca confianza en sí mismos.
· Escaso control de la voluntad.
· Tensión energética alta.
· Gran propensión a la culpabilidad.
· Alta disconformidad.
- Rorschach, en este test se recogen respuestas que apuntan:
· Ansiedad (elevadas formas animales y anatómicas).
· Deseo de controlar defensivamente la prueba (gran productividad o pobreza de respuestas, rechazo de láminas).
· Mala organización de las respuestas (pocas respuestas globales, muchos detalles).

- Vallejo (1978) comprueba la diferencia estadísticamente significativa que existe al comparar los rendimientos motores y perceptivo-visuales de sujetos normales y otros afectos de neurosis de angustia.

· Los neuróticos muestran un claro déficit en percepción taquistoscópica.
· En tiempos de reacción complejos a estímulos visuales y auditivos.
· En el test psicomotor McQuarrie.

- Toda esta desorganización conductual se explica a través del factor general de neuroticismo que desde la perspectiva psicofisiológica se manifiesta en un elevado nivel de arousal (hiperactivación neurofuncional).

- Ley de Yerkes-Dodson o de U invertida en la que se correlaciona el drive o arousal (abcisas) y el rendimiento (ordenadas). Según la tarea se necesita un arousal diferente (alto-bajo) para alcanzar el rendimiento óptimo. Los sujetos angustiados rinden satisfactoriamente en pruebas que requieren un elevado nivel de activación (tiempos de reacción simples), mientras que son mucho menos eficaces que los grupos normales en otras que por su complejidad requieren un nivel de activación más bajo.

ESTUDIOS BIOLÓGICOS

· Rigidez perceptivo-motora.

· Escaso control postural.

· Mediocre adaptación sensorial a la visión a oscuras.

· Cambios metabólicos lentos en respuesta a los estímulos.

· Elevada colinesterasa sanguínea.

· Sensibilidad al frío.

· Mala resistencia al esfuerzo y fácil fatigabilidad.

· Rasgos tetanoides por baja calcemia.

· Actividad nerviosa vegetativa:

Ritmo cardíaco y respiratorio acelerado.
Conductancia cutánea elevada.
Flujo sanguíneo del antebrazo incrementado.
Elevada y fluctuante tensión arterial.
Temblor.
Respuesta de orientación disminuida.
Pobre capacidad de habituación.

. EEG manifiesta una desincronización difusa.

. Los potenciales evocados (PE) y la variación contingente negativa son inespecíficos.

. Los parámetros bioquímicos señalan:

Un elevado nivel de cortisol, catecolaminas y 17-OHCS plasmáticas.
Aumento ligero de la actividad tiroidea.
Inhibición del sistema hipofisogonadal.
Incremento de los lípidos séricos.
Participación del ión lactato en el síndrome de angustia.

- Los datos biológicos deben interpretarse como una insuficiencia energética general y un estado de hiperactivación o elevado arousal propio del estrés (desequilibrio neurovegetativo y neuroendocrino). No son valorables para aclarar la etiología de estos trastornos.

Bibliografía:

Vallejo Ruiloba, J.: Introducción a la psicopatología y la psiquiatría. 4ª edición. Ed.Masson, 1998


Comentarios

Entradas populares de este blog

Mi ex novio era celoso, controlador y nada detallista pero no puedo dejar de pensar en él, lo necesito…

Ésta es una consulta que me llega a través del servicio gratuito: Pregúntame vía Facebook. De nuevo vemos a una chica que tiene todo el potencial y la capacidad para ser feliz, y aún así se empeña y obsesiona con alguién que la maltrata psicológicamente a través de utilizar la tàctica del control. El primer paso es aislarla de sus amistades y posteriormente, tratarla a ratos muy mal para ir mermando su autoestima y su energía de vivir; y a ratos, tratándola muy bien para que hacerle creer que él tiene el poder de hacerla feliz o infeliz. Ella, al empezar un nuevo trabajo, entra en contacto con otras personas y logra reunir fuerzas para dejarlo pero la falta de autoestima ha hecho mella y ella no puede dejar de pensar en él. No es capaz de anteponer sus intereses y su salud porque se ha ido forjando una situación de dependencia hacia él. Veamos cómo se llega a este punto y cómo se puede empezar a salir de este atolladero.

Consultante: Buenas tardes, cuando entré a la universidad me enam…

Los cambios estacionales del estado de ánimo y qué hacer para sobrellevarlos

Todas las personas, en mayor o menor medida, podemos vernos afectadas por el cambio de estación, aunque hay trastornos afectivos con más predisposición a empeorar en primavera, por regla general, el cambio al otoño y al invierno suelen acentuar los pensamientos melancólicos, la falta de motivación y una visión más negativa de las cosas. Tenemos que enfrentarnos a grandes cambios en nuestra forma de vida ya que disminuyen las horas de luz, sobretodo a partir del cambio horario invernal; disminuye la temperatura; el paisaje es menos luminoso y colorido; algunas actividades al aire libre ya no pueden realizarse. Todo ello comporta un cambio notable de nuestros hábitos estivales, y estamos hablando sólo de climatología.

Con la llegada del otoño, también hay un cambio de rutinas que puede ser debido a inicio del curso escolar, finalización de vacaciones o trabajos de temporada, horarios más estrictos, menos tiempo para dedicarnos a nosotros mismos, o por el contrario, un exceso de tiempo c…

Las neurosis: Características generales y génesis

Características generales de las neurosis

- Características que las diferencian de otros trastornos psíquicos:

1. No son enfermedades en el sentido médico. Etiopatogenia fundamentalmente psicológica a excepción de las crisis de angustia y trastornos obsesivos.

2. Su naturaleza es dimensional, ya que el neuroticismo es un factor de personalidad que se desplaza cuantitativamente de menos a más a lo largo de un continuum.

3. La clínica también es cuantitativa ya que los síntomas son fenómenos que todo sujeto puede sentir en situación normal, aunque, una vez instaurado el síndrome neurótico, adquieran naturaleza patológica.

4. El curso es, en general, crónico, con fluctuaciones.

5. El pronóstico es variable según parámetros personales, sociales y terapeúticos.

6. El tratamiento, excepto en crisis de angustia y trastorno obsesivo, se debe enfocar psicológicamente.

- Las neurosis son trastornos menores en cuanto que el sujeto no pierde el juicio de la realidad, concepto básico que las dis…